Definición del Seguro

La definición exacta no existe, pues desde el punto de vista jurídico, económico, estadístico, actuarial, se han esbozado diferentes conceptos, entre los cuales figuran los siguientes:

Alfredo Manes:
“El seguro es la protección mutua de numerosas existencias económicas, análogamente amenazadas, ante necesidades fortuitas y tasables en dinero”.

Lucena V. Cranford: (Seguros Generales-Magee)
“El seguro es un contrato por el cual una de las partes, en consideración a un precio, que a ella se le pagó, adecuado al riesgo, da seguridad a la otra parte de que ésta no sufrirá pérdidas, daño o perjuicio por el acaecimiento de los peligros especificados sobre ciertas cosas que pueden estar expuestas a tales peligros.

Willett A.H. (Seguros Generales-Magee)
“El seguro es un instrumento social por el que se hacen acumulaciones que sirven para enfrentarse a pérdidas inciertas de capital, lo que se lleva a cabo transfiriendo los riesgos de muchos individuos sobre una persona o sobre un grupo de personas. Siempre que haya una acumulación para pérdidas inciertas o una transferencia de riesgo, tendremos uno de los dos elementos del seguro; solamente cuando estos dos elementos se han reunido, al combinarse los riesgos de un grupo, tendremos el seguro”.

Raúl Semien
“La noción del seguro es simple, es más fácil soportar colectivamente las consecuencias dañosas de los riesgos individuales que dejar al individuo solo expuesto a consecuencias provenientes de siniestros o de responsabilidqad en que puede incurrir.

Ha sido formuladas muchas definiciones similares y todas contienen el concepto correcto, pero, la mayoría es simplista o demasiado detallista según sea el punto de vista de la profesión a que se dedique quien lo define.

El seguro no es el único medio de cubrir pérdidas, también existen otras posibilidades como:

  • El ahorro, que constituido por los propios medios, tiene la desventaja que puede ocurrir la pérdida antes de contar con los fondos necesarios, por lo que la cobertura prevista no bastará.
     
  • Asistencia ajena, prestada por el Estado, sociedades de beneficencia, autoridades locales y por último la familia, sin embargo éste medio de protección está totalmente dependiente de la voluntad de otros, por lo que el individuo siempre estará a expensas de que la ayuda que reciba no será producto de un derecho sino de un acto humanitario.

El seguro como institución le da a la persona pleno derecho a recibir una prestación, producto de u pacto o convenio bilateral, consensual y oneroso que a su vez también lo sujeta a cumplir ciertas obligaciones.

Expresado en otro forma, el seguro es la institución técnica, jurídica, económica por la que el asegurado en razón del pago de una prima, es indemnizado por el asegurador por los daños o mermas económicas sufridas en su patrimonio, recibiendo una suma, bien sea capital o renta, en lugar y tiempos determinados, al producirse ciertas eventualidades, independientes de la propia voluntad y previamente pactadas, por lo que es un contrato celebrado entre dos partes que se obligan sobre materia o cosa determinada, las que deben respetar y cumplir a cabalidad.

La importancia económica del seguro, tiene un gran efecto sobre el Asegurado, ya que es una fuente de seguridad para el crédito, porque facilita la obtención de hipotecas y otras operaciones financieras. Igualmente le permite sortear las dificultades presentadas por pérdidas ocasionadas por hechos accidentales.

Clasificación sistemática del seguro:

Existen varias formas de agrupar los seguros:

  • La más común conocida como “Materia Asegurada”.
  • El seguro de personas, es decir el individuo.
  • El seguro de cosas, de objetos físicos individuales o todo activo o capital de una persona natural o jurídica.

Los ingleses hacen la siguiente separación:

  • El seguro de personas.
  • El seguro de patrimonios.
  • El seguro de responsabilidad civil.

Además el seguro inglés distingue entre:

  • Seguro Marítimo.
  • Seguro no Marítimo.

Según afecte a la sociedad, se divide:

  • Seguro social.
  • Seguro individual.

Según la categoría legal, se distingue:

  • Seguro privado.
  • Seguro estatal.

El seguro puede ser obligatorio o facultativo:

· Obligatorio

  • El estado como único asegurador = monopolio
  • El sector privado: Responsabilidad Civil de automóviles
  • Mixto

· Facultativo

  • El estado } La persona puede
  • El sector privado } escoger donde
  • Mixto } se asegura.


LA ORGANIZACIÓN DEL SEGURO

Toda comunidad compuesta por intereses económicos individuales, sujetos a riesgos parecidos, debe estar organizada en corporaciones que pueden ser a través de:

  • Estado – Nivel Nacional.
  • Municipio – Local.
  • Cooperativo – Gremial.
  • Privado – Cías. de Seguros.
  • Individual – Lloyd´s.

Los distintos miembros de la comunidad no se comunican ni se conexionan entre si, sino con la corporación, es decir la Aseguradora.

La aseguradora privada

Entre las compañías privadas, la sociedad anónima es quizás la forma más común de la aseguradora. En la mayoría de los países, casi todas las compañías de seguros tienen un capital social formado por acciones normativas, estando gobernadas por Juntas Generales de Accionistas, cuya representación ejerce el Directorio, además del cuerpo ejecutivo encabezado por el Gerente General.

Existen además las asociaciones de aseguradores que reúne a todas las compañías privadas de determinado territorio o país.

El Estado y el Seguro

Es innegable la intervención del Estado en la actividad aseguradora, la cuestión es la forma:

  • Como asegurador.
  • Como supervisor.
  • Ambas cosas.

El Estado como asegurador

  • Mercado libre .- compite con los aseguradores privados, el individuo decide con quien se asegura.
  • Monopolio .- el individuo es libre de asegurase o no, pero si se asegura lo debe hacer con el estado o los seguros pueden ser obligatorio y el individuo lo debe tomar con el Estado.
  • El Estado puede declarar la obligatoriedad de la contratación de cierto tipo de seguro, sin que él sea el asegurador.

El Estado como asegurador

El desarrollo del seguro es tan grande que ya no hay nadie que no tenga que ver con él de alguna manera, por lo que para su transparencia y buena práctica comercial sea correcta a la confianza depositada, el control del Estado es una obligación.

El Estado, autoriza previamente la obtención de una licencia para el funcionamiento de las Compañías de Seguros, dictando ciertas normas con relación a la dirección y manejo de las mismas, exigiendo la publicación permanente de cierta información que debe constar en determinados documentos, tales como: balances, cuentas de ganancias y pérdidas, accionistas, inversiones, fondos de garantías, reservas técnicas, etc.

 

Gabriel

(20 de noviembre de 1954, Lima, Perú) Preside la Asociación de Consumidores y Usuarios de Seguros (ACUSE). Tiene estudios de Ing. Industrial, Economía y Derecho, pero se considera un Profesional de los Seguros, donde labora desde los 19 años. Es Conferencista Asesor Internacional en la materia.

Mapa

Dirección

Av. Arenales 1833 Of. 305

Lince, Lima, Perú

396-8059 / 470-0814

.

acuseperu@gmail.com; acuse2011@gmail.com

gabrieldariobustamantesanchez

segurosbustamante

@acuseperu