21/04/11 - Falta a la verdad el congresista Eguren respecto a los seguros de vida ley

La sesión del Pleno del Congreso de la República (17.06.10) fue testigo de inexactitudes del Congresista Juan Carlos Eguren cuando sustentaba (con apresuramiento, vehemencia y sin ningún sustento técnico) la modificación del Decreto Legislativo 688, Ley de Consolidación de Beneficios Sociales, mediante los Proyectos de Ley 2178 y 2223: ”…hoy los trabajadores están perjudicados porque hoy, y es algo que creo no se ha entendido, este Seguro ya no existe, hoy este seguro ningún trabajador lo tiene, hoy este seguro ninguna compañía aseguradora lo ofrece, cualquier empresa que sale a querer contratar para sus trabajadores este seguro, no puede porque como está tan distorsionado, tan errado no lo ofrecen, entonces no tienen los trabajadores hoy seguro de vida, hoy no existe seguro de vida para los trabajadores. Lo que se pretende es que con las modificaciones los trabajadores vuelvan a tener el seguro que históricamente tuvieron…”, fueron sus textuales palabras.

Según la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP, el año 2002 el sistema facturaba primas de Seguro de Vida Ley por 49 millones 144 mil nuevos soles y al cierre del 2009 fue de 84 millones 265 mil nuevos soles (crecimiento de 71% en 7 años). A abril del 2010 ya se habían vendido cerca de 38 millones. El ratio de siniestralidad se mantiene en un aceptable 62%. En concreto, los trabajadores no han perdido ese derecho y las aseguradoras siguen vendiendo este seguro obligatorio; es más, las tasas que se cobran son por debajo del 0.53% que establece la ley y se han agregado beneficios que favorecen a los asegurados.

¿Dónde radica el interés de aprobar estos pro-empresariales y antitrabajadores Proyectos de Ley?

Artículo 9° Remuneraciones asegurables.- Se pretende imponer un tope al sueldo mensual del trabajador para efectos indemnizatorios, de tal forma que cuando fallezca o quede inválido, no pueda cobrar sus indemnizaciones reales, es decir, 16 veces el sueldo al momento del siniestro por muerte natural y 32 veces el sueldo por muerte accidental. No se le puede quitar un derecho adquirido a los trabajadores, máxime si los resultados técnicos son bastante favorables al sistema. Lo más grave radica en que esta decisión podría crear precedentes para hacer lo mismo en otros seguros obligatorios.

Artículo 18° Continuación del seguro en caso de cese del trabajador.- Aquí se ensañan con quien trabajó durante casi toda su vida porque le dicen que, al cesar, si desean continuar con su seguro de vida ley, deberán pagar la prima que fije unilateralmente la aseguradora. Toda una vida aportando y cuando se llega (con vida justamente) al ocaso laboral, le aplicarán primas que generalmente y con sus exiguas pensiones, no podrán cubrir los cesantes.

Gabriel

(20 de noviembre de 1954, Lima, Perú) Preside la Asociación de Consumidores y Usuarios de Seguros (ACUSE). Tiene estudios de Ing. Industrial, Economía y Derecho, pero se considera un Profesional de los Seguros, donde labora desde los 19 años. Es Conferencista Asesor Internacional en la materia.

Mapa

Dirección

Av. Arenales 1833 Of. 305

Lince, Lima, Perú

396-8059 / 470-0814

.

acuseperu@gmail.com; acuse2011@gmail.com

gabrieldariobustamantesanchez

segurosbustamante

@acuseperu